Buenos Aires. Barrios. Almagro

#BuenosAires #Barriosporteños #Almagro
Recorridos InOn
Almagro, postal de todos los tiempos.
Se lo conocía como “ Camino de los huesos”, a principios del siglo XIX los arrieros lo transitaban en ruta a los mercados centrales, no habìa riesgo de hundirse en zonas pantanosas, cuando la ciudad era apenas una aldea. En 1989, Julián Almagro compra 18 hectáreas en la zona y luego las dona para construir la estación del primer tren que circuló por Argentina. Esa estación se ubicó en la esquina de Lezica y Ángel Peluffo. Funcionó durante 30 años, desde 1857.
Almagro era zona de quintas. La fiebre amarilla impulsó a los porteños del centro a habitarlo. Y nunca más regresaron a sus domicilios originarios y así se formó el barrio.
“Hoy en día conocemos a este barrio como uno de los más tradicionales de la Ciudad y muy relacionado con el tango y los típicos cafés porteños. Por sus calles y bares circularon muchos de los grandes del tango y Almagro tiene el privilegio de ser el primer escenario que escuchó cantar a Carlos Gardel. El zorzal fue alumno del Colegio Salesiano Pio IX y cantó en su coro en la parroquia San Carlos ubicada en Quintino Bocayuba e Hipólito Irigoyen. Además, Gardel, en sus inicios solía cantar en un bar que se encontraba en la avenida Rivadavia 3824. Lo hacía con su compañero, al que él apodaba el Negro Congo. Gardel cantaba un par de canciones y Congo pasaba el sombrero para recaudar algunas monedas.” cuentan los testimonios barriales.
.
Entre sus sitios históricos encontramos:
La Iglesia de San Carlos y la Basílica de María Auxiliadora
La “Iglesia y Basílica de San Carlos Borromeo”, del barrio Almagro, Buenos Aires, es de estilo románico-lombardo y es obra del arquitecto salesiano Ernesto Vespignani. La fachada de la Basílica de San Carlos Borromeo esta construida en tres niveles: una cripta, la iglesia, y un nivel superior. En uno de los laterales de la Basílica se encuentra el “Pasaje San
Carlos”, un bonito pasaje sin salida.
La “Federación Argentina de Box”.
Castro Barros 75.
“En 1931 el intendente de la Ciudad determinó que el local del Parque Romano ubicado en el predio de lo que se conocía como Parque Japonés se transformara en Estadio Municipal, donde también se ubicaron las oficinas de la FAB.
En asamblea del 27 de noviembre de 1935 se decidió la compra del predio ubicado en la calle Castro Barros 75/83 de 840 m2 valuados en 50.750 Pesos Moneda Nacional, que fue adquirido el 7 de julio de l937.
El proyecto para la construcción del estadio estuvo en las manos de los arquitectos José Smilevitz y Alberto Blasco y la empresa constructora fue Trovato y Castiglione.
El presupuesto inicial para la obra fue de $ 70.451, trepando finalmente a $ 72.391, cifra muy considerable para aquella época.”
Pasaje Lezica
“”Lezica es uno de los pasajes más elegantes del barrio por la variedad y la calidad de sus petit hoteles que en él se encuentran. Diversos tipos de arquitecturas que van del neo clásico al decó. El nombre de éste es en homenaje de Ambrosio Lezica descendiente de Juan Antonio Lezica, que luchó en las invasiones inglesas, y participo en la Revolución de Mayo.
A pocos metros de la calle Medrano se encuentra una importante biblioteca para ciegos y la Escuela Municipal de la Joya.
La esquina de Lezica y Rawson es llamada la esquina Berni, porque allí vivió y murió el gran rosarino Antonio Berni. Un espacio que quedará grabado en la memoria de todos los vecinos que aún recuerdan a aquel hombre apasionado y aquel artista genial que deslumbró al mundo. ”
En la esquina de Medrano y Lezica se alzan las “Torres Kalnay”. Se trata de una casa de rentas construida en el año 1927 por el arquitecto húngaro Andrés Kalnay.
En el año 1924 un no vidente español fundó en el barrio la “Biblioteca Argentina para Ciegos”, primera en su género en Hispanoamérica. Cuenta con un acervo bibliográfico de 320 obras con alrededor de 15 mil volúmenes y una importante secuencia de actividades con libros parlantes y un elenco de teatro leído.
En la esquina de la Avenida Rivadavia y Medrano, la “Confitería Las Violetas”, fundada en el año 1884, y donde el tiempo se detuvo entre sus vitraux.
Palacio Raggio
Un edificio increíble es el localizado en la Av Rivadavia 3667, realizado por el arquitecto italiano Virgiio Colombo. En los balcones del primer piso se advierten pavos reales, que le dan nombre a esta obra cuyos mosaicos tienen formas de hojas y flores.
Fue proyectado como propiedad de renta (alquiler) del comerciante José Raggio, Terminado a comienzos del año 1924, y tiene planta baja, 7 pisos y una cúpula.
En la conjunción de la Avenida Rivadavia y la av Hipólito Yrigoyen.
(info: info-almagro.com.ar / pasajes-portenios.com y archivos barriales.)
Ph: Julia Capraraalmagro8

almagro10

almagro12

almago9

almagro1

almagro2

almagro3

almagro5

almagro6

almagro7